Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Pin It
Por Juan Carlos Ferrigno 

Como todos ya sabréis, luego de la carrera de Barcelona, este pintor se quedó bastante preocupado por la falta de bola de la gente hacia las pinturas. Aprovecho para decir que aquello de "el pintor ignorado", era sólo por bromear un poco, ya que más de uno me contestó inquieto haciendo referencia a estos términos.

Texto Completo

Sample Image
 

Mónaco es diferente en todo a todas las otras carreras, y fui hacia allí con la esperanza de recuperar ventas, pero también con el secreto "comecocos", de que si no se vende ni en Mónaco, habrá que preocuparse en serio...


El lugar estaba como siempre, con todo en su lugar, ordenado, con todo previsto, los polis atentos y con sus guantes blancos, y el Viernes allí estábamos con la Christine listos para un día importante pero también estresante a tope, ya que montar alrededor de 25 cuadros en el Yacht Club de Mónaco, es muy glamuroso pero debido al limitado espacio, y la cantidad de gente circulando por allí, se hace bastante jodido.


El Paddock Club ( P.C. ) en Mónaco es el único del año que solo dura dos días, Sábado y Domingo, por lo que el montaje lo hicimos el Viernes.
El sol brillaba cuando tuvimos todo dispuesto al caer la tarde, pero ya la gente de varios equipos y miembros del club nos habían "pinchado el globo" asegurando que nos esperaba, sin ninguna duda, un fin de semana lluvioso.

          Sample Image        Sample Image


Sería bueno para un muy divertido GP de Mónaco de F1, pero para nosotros era una pésima noticia después de haber dispuesto unos 15 cuadros en el jardín y al aire libre, aunque como somos tan listos y previsores teníamos preparado un sistema de sujeción del conjunto cuadro- caballete fácil de desmontar en caso de lluvia,  un orden para retirar las pinturas, y dentro del club un lugar donde ponerlos en caso de chaparrón repentino. Todo bajo control...


A última hora del Viernes tuvimos la visita de unos clientes que habían pedido a Chris el poder ver los cuadros antes de comenzar, y uno de ellos se compró una pintura de Gilles Villeneuve, y su amigo se mostró mas que interesado en la pintura que yo estaría pintando allí, una escena de Mónaco con sus barcos, y un pequeño Senna pasando por la pista.
O sea, empezaríamos el primer día con un original y medio vendido, muy buena señal y mis miedos empezaban a disiparse...


Aquella noche, compartimos  en Cap Ferrat cena con el pintor Craig Warwick y su madre Joy ( de 83 años ) que estaban exponiendo en una galería de Mónaco, y al ser el bueno de Craig sordomudo, nos estuvimos pasando papeles escritos toda la noche, y comentamos el panorama de la F1, e hicimos nuestras apuestas por el ganador del GP. Yo aposté por Kimi, que da una idea de la nula capacidad adivinatoria que tengo...


Como siempre pasa, al día siguiente mi día empezó a las seis menos cuarto de la mañana para estar temprano en el circuito, no llovía aunque el día estaba nubladísimo a esa hora, pero el lugar estaba tan hermoso que valió la pena el madrugón para ver Cap Ferrat desierto y con esa luz tan especial, que me llevó a hacer fotos cada mañana que creo que reflejan toda la belleza de un lugar tan tranquilo y apacible a solo media hora de coche del lío y bullicio de Mónaco.
Todo estaba en movimiento en el Yacht Club cuando terminamos de ubicar todos los cuadros, aún sospechando que durarían poco en el jardín, la lluvia se sentía en el aire...llovería en cualquier momento....


No quiero aburrir con la cantidad de veces que tuvimos que sacar y poner los cuadros a lo largo del Sábado, pero fueron muchas, hasta que finalmente optamos por dejarlas dentro si no cambiaba claramente el día hacia algo un poco mas amable para las pinturas. Mientras tanto la gente iba viniendo, preguntaba, charlaba, todo normal para ser Mónaco, y algo me hacía estar optimista.


El interesado en el cuadro que estaba pintando, confirmó que lo compraba ( 2 vendidos !!! ), cuando el cuadro aún estaba por la mitad, confiando en que quedaría muy bien una vez terminado el Domingo, y casi sin tiempo para recuperarnos conocimos a un entusiasta de Arizona que se compró un cuadrito del casco de Senna, y nos contó emocionado que cuando él vivía en Inglaterra, Ayrton vivió un tiempo en su casa y que no sólo lo conoció sino que tenía una excelente relación con él, de manera que su muerte fue como si de un amigo se tratara, y por éso me encargó una "huge painting" de Senna, aunque aún no definimos bien el tamaño, si en Mónaco, o en aquella primera vuelta en la lluvia de Donington en 1993. A mí me entusiasma la idea de pintar este cuadro, y me la planteo como un desafío personal en tratar de hacer mi mejor cuadro en este caso.


Terminé ese Sábado muy cansado de tanto subir y bajar cuadros, y también de estar todo el día luchando con el inglés, ( con el idioma, no con un señor británico...), que exige a mi neurona tanto esfuerzo. Al menos nos fuimos contentos del circuito, 3 vendidos y un pedido de lo mas estimulante para hacer.


El Domingo amaneció igual o peor, y ya no tenía ninguna esperanza de tomar el sol, sería una WET RACE, y estaría wet para todos en el P.C., y durante todo el día. Resignación se le llama...
Estuvimos haciendo la misma ceremonia del día anterior, subiendo y bajando los cuadros aunque un poco menos, ya que el día estaba oscuro y la lluvia no permitió muchas pausas esperanzadoras.
Vendimos el Domingo un cuadro de Peter Collins en Spa-Francorchamps a un amable señor  belga residente en USA, y con él acabábamos de charlar cuando recibimos la visita de Sir Stirling Moss y su mujer Susi, y siempre es para mí un honor el poder saludar y charlar con toda una leyenda de las carreras como él, y también bromear con la Susi.


Como pensamos que al señor belga le gustaría conocer a Stirling, lo fuí a buscar y el hombre casi muere de placer !!!


Tal vez llevado por el entusiasmos del encuentro que jamás hubiera pensado tener, hacerse fotos con Moss, y conseguir autógrafos de su ídolo, el belga se terminó comprando otro cuadro sobre Stirling en la Targa Florio del '55, que hábilmente la muñequito le mostró en Internet. La vió, le encantó, y la compró !!!


Terminamos el Domingo con 5 ventas, un interesante pedido, y ésto sumado a otra pintura de un 917 y un Ferrari 512 que Christine había vendido en Londres antes de venir, hizo que el día de mi 48 cumpleaños me sintiera regalado con el final de un excelente fin de semana en todo sentido. Y muy a pesar de la lluvia...


El desmontaje fue como siempre lo mas histérico y estresante de mi año de carreras, me pegué una gran sudada, terminé con dolor de espalda, o sea como cada año, pero con la diferencia que mi humor había cambiado, ya no tenía las dudas que me asaltaron en Barcelona, volvía a estar optimista respecto a mis pinturas.


Terminamos el Domingo, siendo invitados a la gran fiesta en el barco de Vijay Mallya, el dueño del team Force India, y allí nos fuimos con la Chris en la noche de Mónaco.


Fue una odisea llegar debido al despelote que era la zona con fiesta en cada barco atracado en el puerto, desde el túnel hasta La Rascasse, imposible describir los cochazos aparcados por allí, y la cantidad de gente pululando por el lugar.


Frente al Indian Empress, el super barco de este humilde indio ( que es el yate privado mas grande de Europa, según me contaron...) había tal cantidad de gente pugnando por entrar, que pese a estar nosotros en la lista de invitados, finalmente no pudimos entrar. Allí nos encontramos con Richard Horner, padre de Christian del Team Red Bull, que en igual situación y con toda razón le contestó a la bella RRPP que nos negaba la entrada alegando que el barco estaba FULL, que invitaran a menos gente, o en su defecto que se compren un barco mas grande !!! Humor inglés...


Mientras tanto yo estudiaba la anatomía de la mencionada RRPP, que con su delantera siliconada llamaba mucho la atención, así como también los millones de tías buenas vestidas para matar que había esperando para entrar. Creo que aquella noche todas las mujeres impresionantes de Europa estaban allí reunidas, era como un Congreso de tías buenas, no había ni una que se pudiera decir que bajaba del 9 en una escala de 10. Increíble !!! y para mi la primera vez que puedo ver este tipo de fiestorras desde cerca, aunque lamentablemente no pude acceder al barco para ver que había dentro, aunque me lo puedo imaginar... El año que viene estaremos mas atentos, y sobre todo iremos mas temprano...


A todo ésto el dueño del barco, aún tiene que pagarme los dos cuadros que me encargó y le pinté el año pasado... Mucho barco, mucha fiestita, mucha tía buena, pero yo no cobré los cuadros amigo Vijah...


Ya en Niza, me encontré con Victor Seara, de Telecinco, y estuvimos compartiendo un café en el aeropuerto antes de volver yo a Barcelona y él a Madrid. Se mostró interesado en hacerme un reportaje para su previo en alguna de las carreras en que nos encontremos este año. O sea, que tal vez me ven por la tele tratando de parecer un serio pintor de F1.


El pintor ignorado en una carrera pasa a ser solicitado en la siguiente, "Así es el fútbol", como dice Maradona...


Próxima cita GP de Inglaterra en el ventoso circuito de Silverstone, que se mantenga la racha !!!

 
Semanal Clásico

Semanal Clásicos es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches Clásicos y Sport. Más de 12 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores todo terreno. 

Esperamos que la disfrutes y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com.

Dónde estamos
Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona
640 205 472
redaccion@semanalclasico.com

Sign in to your account

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando aceptas su uso. Política de Cookies