Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Pin It

 Por Juan Carlos Ferrigno

Esta vez estaba bien preparado...

En los últimos años para el GP de Inglaterra había hecho calor, cielo azul, como un verano normal. Justamente ésto por esas tierras no es muy normal y con mi paraguas y ropa de lluvia me fui para Silverstone, con la oculta esperanza de seguir con mi buena racha vendedora de cuadros de F1.

 Sample Image

Siempre es un gusto estar allí, no solamente por ser uno de los pocos circuitos históricos de verdad que van quedando en el calendario, sino tambien porque allí se da la oportunidad de conocer y charlar con gente realmente entendida en el temita este de las carreras. Tal cual lo previsto salimos de casa de Christine el Jueves por la mañana, para un trayecto de unas dos horas de coche,  hasta el famoso circuito de Silvestone.

 

Este año había una muy interesante novedad, estaría Viernes y Sábado acompañado por Vicky, una inglesa-sueca veinteañera, hija de unos buenos amigos de Christine, que me asistiría en el intrincado tema del inglés y además haría un buen entrenamiento viendo desde dentro el funcionamiento del Paddock Club ( PC ), ya que la niña quiere dedicarse a la organización de eventos. Estaba en el lugar adecuado para empezar a moverse en esos ambientes. Entre los tres montamos unos 23 cuadros, colgados de una estructura que nos pusieron para tal efecto, y que hubo que "resideñar" a modo de McGiver para que sirviera, modificando la estructura, inventándose ganchos con alambre, etc, pero finalmente lo logramos y quedó instalada la expo. Es parte de mi legado de argentinidad que siempre llevaré conmigo, una capacidad de improvisación nacida de la necesidad, nadie adivinaría al día siguiente lo que se hizo allí para conseguirlo...

 

El Viernes fue día soleado con cielo azul y las típicas nubes blancas y redondas, y el todo transcurrió muy tranquilo, hablamos con mucha gente pero no se vendió nada. Raro para ser Silverstone, pero a no desesperar que esto recién empieza... Mucha mas gente andaba por allí el Sábado y empezaron a caer un montón de interesados en un cuadro u otro, y finalmente empezamos a vender y al final del día ya eran tres los cuadros que se llevaban, uno de ellos el Pit Stop de Hamilton que estaba pintando, ¿O pensaban que pintaría a Alonso en Silverstone?, tonto no soy... Una cosa curiosa fue vender un cuadro que no teníamos en exposición !!! Vino un tipo canadiense muy simpático preguntando por algún cuadro del GT 40, y al no tenerlo allí Vicki se lo llevó hasta un ordenadror, y le mostró el cuadro en la website. El tío lo vió en la pantalla y se lo quedó sin haber visto el original, esta Vicki es un 10 !!! Resulta que el señor canadiense tiene uno de los fabulosos road cars del GT 40, hasta con la decoración de Gulf y el número 6 en las puertas, igual que el que  yo pinté y ganó Le Mans en el 69.

 

Todo salió redondo. El cuadro que yo estaba pintando, Hamilton, se lo compraron una amable y "macanuda" paraje inglesa que se deben ganar bien la vida, porque charlando nos contaron que habían pagado por estar los dos en el PC los tres días 10.000 libras !!! Si a ésto le sumamos el cuadro que se llevaron, les salió realmente caro el race weekend. Lo que me encantó que la más entusiasmada con el cuadro era la chica, que estaba encantada con el primer cuadro que se compraba en su vida. Es lo bueno que tiene pintar estos temas, dificilmente nadie se compre uno de mis cuadros para especular con él como se suele hacer en el mundo del arte en general, quien se lo compra estoy seguro que es porque realmente le gusta y convivirá con él. Parecerá una tontería pero cuando ves gente tan ilusionada con llevarse un cuadro mío, te da una satisfacción que va mas allá del valor del cuadro, y te gusta saber que estará en buenas manos.

 

El Domingo se vendieron dos mas a un mismo señor, Ferrarista él que se llevó uno con dos coches rojos al frente de la composición, y otro del casco de Schumacher, y para rematar el día otra mujer se llevó uno del 917 de Pedro Rodriguez en la lluvia de Brands Hatch. Esto no sería extraño en Silverstone a no ser que esta mujer no tenía ningún contacto con cosas de carreras, y no sabía nada de ese coche, piloto o circuito. Luego de escuchar mi detallada explicación al respecto me comentó que simplemente lo vió y se enamoró de él. Aunque asidua compradora de cuadros, es el primero de algo carreroso y estaba contentísima con su cuadro.

 

El día de la carrera vino mucha gente, hablé muchísimo, mostré catálogos y revistas, conocí gente realmente interesante e importante del mundo de las carreras, saludé a De la Rosa que hacía actos promocionales por allí, conocí a Jo Ramirez, con 40 años de F1 a sus espaldas y pieza clave durante mucho tiempo del exitoso equipo McLaren. Un tipo encantador y como siempre pasa con los verdaderamente grandes un tipo sencillo y humilde, divertido y de lo mas educado. Una de las cosas agradables de estar un fin de semana en el PC es que conoces gente de todos lados, y te entiendes y  bromeas con gente de Sudáfrica, Brasil, Japón, Canadá, etc, y a pesar de seguir haciendo un esfuerzo con el inglés pasas días muy agradables acompañados con los excelentes pastelitos que te comes allí, y solo estropeado por la lluvia y la música del mismo DJ que ya tuve que soportar en el GP de España. Es un simpático francés que está todo el día con una música que me resutlta insoportable, supongo que es la música de discoteca de ahora, pero... Es algo así como pom pom pi ri pi pi, pom pom pi ri pi pi, un sonido artificial, de máquinas, sin voces ni instrumentos, que se repite sin parar. Al cabo de diez minutos del pom pom pi ri pi pi, ya tenía la cabeza como un bombo, y al cabo del fin de semana ya pensaba en la posibilidad de asesinarlo discretamente. Desistí de mi idea, pero como me lo encuentre en otra carrera no respondo de mí... será la tercera carrera...y tal vez la vencida.

 

El tema de la lluvia en la carrera no se llegó a apreciar totalmente en la tele,  ví grabada la carrera cuando llegué a casa porque allí, hablando con la gente, siempre te pierdes cosas y no hay quien la entienda, pero el Domingo amaneció tormentoso que te mueres, y durante la carrera  parecía que se acababa el mundo. Hermosos cielos de nubes que corrían a toda velocidad con todos los tonos de grises imaginables, hasta llegar casi a nubes negras mas propias de una peli tipo el Señor de los Anillos, que del circuito de Silverstone. No me extraña que los especialistas de cada equipo fallaran tanto en las predicciones,  con el viento que había las nubes iban mas rápido que Hamilton, y llovía fuerte en una parte del circuito y en otra no, paraba la lluvia un momento pareciendo que se abriría un claro, pero otra enorme nube negra llegaba a toda velocidad y vuelta a llover. No me afectó directamente pero cada vez que iba al baño me tenía que poner el equipo de lluvia y andar esquivando charcos. Al menos la carrera fue mas entretenida gracias a la lluvia...

 

Contentos con el resultado, con como Vicki ayudó todo el fin de semana, con las ventas y pedidos que conseguimos, nos pusimos a hacer cola en la autopista para volver a Gloucestershire, llovía para variar, y fue allí que experimenté una cosa que nunca antes había vivido. En el circuito una vez terminada la carrera, puiseron en las pantallas gigantes la final de Wimbledon entre Rafa Nadal y Federer, hasta que el PC cerró. Fue la Christine que puso no sé que radio y por primera vez en mi vida escuché un partido de tenis por la radio !!! No sé si soy yo el loco, pero para mí fue muy insólito algo así y de esa manera me enteré de lo conseguido por Nadal, a través de los gritos del comentarista inglés que emocionado no daba crédito a lo que estaba viendo y decía una y otra vez que era la mejor final que se había visto jamás en Wimbledon. Lo pude comprobar al ver los diarios del Lunes en el aeropuerto, portada del Nadal en casi todos y titulares que lo confirmaban. Para terminar una cosa curiosa, salió un reportaje sobre mis pinturas en una revista de F1 inglesa llamada The Paddock, y el titular de la nota era "Argentine Artistry", pero a la vez todo el mundo me felicitaba porque España había ganado la Eurocopa de Futbol. Es la ventaja de tener dos nacionalidades... Próxima cita, el nuevo circuito de Valencia, que espero no reciba tambien al DJ, o al menos que ponga su música en la otra punta del circuito. Llevaré mi 357 por las dudas... POM POM PI RI PI PI, POM POM PI RI PI PI, POM POM PI RI PI PI 

EL SUDACA-GALLEGO 

Semanal Clásico

Semanal Clásicos es la web Nº1 en español dedicada al mundo de los coches Clásicos y Sport. Más de 12 años publicando toda la actualidad del motor clásico, hecha por apasionados para apasionados gracias a un equipo de colaboradores todo terreno. 

Esperamos que la disfrutes y nos sigas cada semana aquí en SemanalClasico.com.

Dónde estamos
Calle Bailén 45, Rubí, Barcelona
640 205 472
redaccion@semanalclasico.com

Sign in to your account

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando aceptas su uso. Política de Cookies